INICIA TLAXCO FESTIVAL “LA VIDA ETERNA” CON TRADICIONAL CONCURSO DE OFRENDAS



  • Inician las festividades del Festival La Vida eterna con la participación de instituciones educativas en el concurso de ofrendas.

Con el objetivo de impulsar y mantener las tradiciones que identifican a México, además de incentivar la comunión familiar, el Gobierno Municipal de Tlaxco dio inicio al Festival “La Vida Eterna”, con el tradicional concurso de ofrendas en el que participaron diversas instituciones educativas.

La alcaldesa de Tlaxco, Gardenia Hernández Rodríguez, agradeció a las instituciones educativas que participaron y destacó que la coordinación de educación organizó el evento en el que se incentiva la participación familiar, “las ofrendas estarán en el patio del palacio municipal hasta el día lunes, por lo que invitamos a las familias de Tlaxco”, explicó.

Las escuelas que participaron son Instituto Miguel de Cervantes, Instituto Tlaxcalteca de Educación para los Adultos (ITEA), Escuela Secundaria Técnica No. 7, Instituto Tecnológico Superior de Tlaxco, Secundaria Francisco Villa, ESMAD 21 de El Peñon, Primaria “Gustavo Díaz Ordaz”, los Centros Comunitarios de Aprendizaje y Bibliotecas del municipio de Tlaxco, informó Julio Luis Ipatzi Cuecuecha, coordinador de educación municipal de Tlaxco.

El jurado fue conformado por Luis Alberto Arroyo Sosa, coordinador del Centro Cultural de Tlaxco, José Joaquín Moguel Zubirán, director general de Ermo Industrial, Carlos Torrejón Márquez, empresario de la panadería “San Francisco”, Francisco Javier Flores Balderas, supervisor de la SEP-USET de zona 4 de Tlaxco, Lucila González Lanzagorta, suplente de la C. Presidente Municipal de Tlaxco y María Gloria Ramírez Ramos, directora de cultura del Municipio de Yauhquemecan.

Después de la exposición de las ofrendas, el jurado calificador determinó que el primer lugar fuera para la escuela primaria “Gustavo Díaz Ordaz”, el segundo lugar para la escuela secundaria “General Francisco Villa” y se decretó un empate entre los institutos “Miguel de Cervantes” y el ITEA